Galletitas Anillitos Integrales Sin Manteca

Estas galletitas anillitos integrales son una muy buena propuesta para que los más pequeños comiencen a comer integral. ¡Prepara con pocos ingredientes, de manera fácil y sencilla! ¡Unas galletas increíbles! ¡Ideal para desayunos o meriendas mucho más saludable! ¡Anímate a probar esta tentadora receta!

No se a ustedes, pero con esta receta me llega la nostalgia y me remonta a mi niñez. Sin duda, estas famosas galletitas anillitos son un clásico de este país que han pasado de generación en generación. Y que hoy te ofrezco mi versión, unas galletitas con la misma forma que las caracteriza, el clásico baño multicolor pero hecha exclusivamente con ingredientes integrales.

A pesar de ser muy diferentes de su versión original, resultan ser unas galletitas de por igual atractivas y muy deliciosas. Unas galletas saludables, excelentes para preparar en fiestas y cumpleaños infantiles. También son una muy buena opción para que los chicos lleven al colegio y disfruten de algo casero e integral, sin aditivos o conservantes.

Hablemos un poco sobre la receta:

Esta es una masa de galletas muy sencilla y fácil de preparar. Ya que es una receta que no tiene grandes complicaciones en cuanto a su elaboración y presenta más de una ventaja. Por un lado, está su sencillez, porque es una masa que no se amasa. Y, por otro lado, es por los ingredientes a utilizar, que son pocos, de uso frecuente y fáciles de encontrar.

Sobre los ingredientes:

En Integralisimo, la harina integral utilizada es 100% integral orgánica, molienda fina (a menos que lo mencione). Por lo general, dependiendo de la marca, puede absorber mayor o menor cantidad de líquido. Por esta razón recomiendo incorporarlos de forma gradual. Como resultado, tener en cuenta que a menor volumen, menor producto final.

La materia grasa utilizada en esta oportunidad es aceite de girasol. Pero puede reemplazarse por margarina, aceite de oliva, aceite de coco, etc. Aun así, según qué materia grasa se emplee, puede llegar a modificar su textura y sabor final. Entonces, siempre considerar el tipo y clase de ingrediente al hacer una receta en puntual.

Sobre la masa:

Se prepara una masa que no necesita elasticidad, por lo tanto, no se amasa. De esta manera el gluten no se desarrolla y no se obtiene una masa chiclosa. Es suficiente con solo unir los ingredientes, sin necesidad de quedar completamente homogénea. Al utilizar manteca o margarina, se integra fría y en trocitos, formado una arenilla con las manos o procesadora.

Para dar forma de anillos a la masa se puede utilizar un cortante redondo de galletas, vaso, tapa, etc. Sin embargo, la forma de anillo es opcional, ya que no va a diferir en cuanto a sabor ni textura por más que su aspecto sea diferente. Por lo tanto, si no desean complicarse, pueden dar a estas galletas la forma que les resulte más sencilla y práctica de hacer.

La masa de estas galletas integrales no tiene gran cantidad de azúcar. Debido a que el glasé que las cubre complementan ese faltante, por el contrario, quedarían demasiado dulces. Entonces, si no se desea realizar esta cubierta en las galletas, se debe sustituir este faltante aumentando la cantidad de azúcar integral al preparar la masa de galletas (ver notas).

Generalmente, el azúcar integral, por contener mayor humedad, suele endurecerse, y más cuando no se conserva de forma correcta. Como consecuencia, quedan partes duras en la preparación sin disolver y que una vez horneadas las preparaciones, estas no se desintegran por completo y se visualizan en el resultado.

Una manera de evitar este inconveniente es el tamizar el azúcar integral antes de realizar la receta. Aunque se puede usar azúcar impalpable mascabo para resultados prolijos en recetas de pastelería fina integral. Igualmente, quedarán bien, pero siempre es bueno saber detalles en cuanto la estética, y más aún cuando serán utilizadas para vender, por ejemplo.

Sobre la cocción:

Es aconsejable que la cocción de estas galletitas anillitos integrales se realicen a una temperatura acorde para que no se queme adquiriendo un sabor amargo como consecuencia. Generalmente, se utiliza una temperatura baja media, que ronde los 180 grados / 356 Fahrenheit durante 8-10 minutos aproximadamente. Y una vez frías, se procederá a cubrirlas con el glasé.

Las galletas se pueden bañar con glasé de varias maneras, con opción de elegir por su dificultad o facilidad de la técnica a utilizar. Una de ellas, la más fácil de todas, es colocar el glasé en un recipiente y sumergir una de las caras de las galletas. Otra es usar una manga de repostería. Y por último, untar el glasé con un cuchillo, tal como si fuese una tostada.

Sobre el baño de glasé:

En vez de hacer el clásico glasé para bañar las galletas, preparé glasé real. Con el cual se obtiene un aspecto prolijo y tiene un brillo particular que embellece mucho más el resultado. De igual forma, los ingredientes son exactamente iguales: azúcar impalpable (también llamada azúcar glass), agua y/o jugo de una fruta.

El glasé real es un glaseado espeso y blanco como consecuencia de la incorporación de clara de huevo (batidas a punto nieve). Sin embargo, hoy en día se pueden encontrar productos para sustituir esta forma tradicional. Lo que no solo nos facilita y hace sencilla esta preparación, sino que es más segura en cuestiones bromatológicas, ya que no se utiliza huevo crudo para la misma.

Como sustituto de clara de huevo se puede utilizar merengue o albúmina en polvo. Ambas opciones contienen clara de huevo deshidratada y sirven para preparar glasé real. Pero si no tienen ninguna de las dos, pueden hacer el tradicional o directamente no usar claras de huevo. Pero el tiempo del secado quizás difiera también.

Este glasé tiene distintos puntos en cuanto a su firmeza, pudiendo ser más o menos líquido. En esta oportunidad, preparé un glasé de consistencia intermedia, el cual se esparce, pero se mantiene mayormente en su lugar. Tal como se puede observar, el glasé solo se quedó en la parte superior quedando sin cubrir por completo la galleta.

Aunque si se desea realizar un baño de las galletas por completo, se tendrá que utilizar un glasé un poco más líquido. Lo conveniente en este caso es colocar las galletas en una rejilla. De esta forma, el exceso de glasé caerá, sin pegarse las galletas a la fuente una vez seco. Según la consistencia del glasé a emplear, se obtendrá una capa más o menos delgada.

Tenes alguna duda o sugerencia? Escribime un comentario al final de esta receta 👇

No te olvides de seguirme en las redes sociales para saber las ultimas novedades en recetas integrales!

Visita mi sitio general Locos Por La comida donde encontraras todas las recetas de Integralisimo, Locos Por Los Dulces y Veganisimos.

Hiciste Esta Receta?
Cómo te fué? Etiquetame en Instagram @Integralisimo

Quizas tambien te interese

1 comentario

Laura -

Se ven increíbles! Voy a tener que probar la receta! Gracias!

Respuesta

Deje un Comentario

* Al utilizar este sitio web, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por este sitio web. Acepto Leer Más